lunes, 28 de julio de 2008

COLA DE MONO



Cola de mono es un trago chileno hecho en base de licor de aguardiente, leche, café, azúcar y especias (opcionalmente: canela, clavo de olor, y cascaritas de naranja). También se puede probar con vodka. Se caracteriza por pertenecer a la zona norte de la gastronomía de Chile.

Es altamente consumido en la época navideña, así como en otras fechas cercanas.


PREPARACIÒN:
Se cocina la leche con el café, azúcar y las especias, hasta que hierva. Se deja enfriar y se agrega el aguardiente. Luego se embotella y se guarda en frío.
Las cantidades son a gusto de cada quien.

Algunas personas lo prefieren más espeso y a razón de ello cambian el azúcar por leche condensada o manjar.

SI PREFIEREN LAS CANTIDADES ESPECIFICADAS, AQUI LES ESCRIBO MI PROPIA RECETA:

Ingredientes:

1 litro de leche
1 tarro de leche condensada
Aguardiente o pisco (este sì es al gusto)
Cáscara de naranja(puede ser fresca sin la parte blanca, o seca)
Clavos de olor, canela, vainilla al gusto
Cinco cucharadas de café instantáneo
Poner en una olla una taza de agua. Hervirla junto a la cáscara de naranja, los clavos de olor, la canela y la vainilla.

Poner en una olla una taza de agua. Hervirla junto a la cáscara de naranja, los clavos de olor, la canela y la vainilla.
Una vez hervida, retirar del fuego y agregar la leche condensada. Revolver hasta que se disuelva. Una vez bien disuelta, agregar el litro de leche.
Disolver las cinco cucharadas de café en una taza de agua caliente y echar a la olla. Dar un nuevo hervor.
Quitar del fuego y agregar aguardiente o Pisco a gusto. Colar el líquido para eliminar la cáscara de naranja y los clavos de olor. Embotellar y servir frío.


ORIGEN DEL NOMBRE ''COLA DE MONO'':
Sobre el origen de su nombre se han tejido varias teorías. Una de ellas se refiere a unas botellas en las que habría sido comercializada en sus orígenes. Estas eran botellas de Anís del Mono y su etiqueta mostraba a un mono con una larga cola. Sin embargo, la teoría que ha tenido mayor aceptación es la de su origen en relación al ex Presidente Pedro Montt, apodado El Mono Montt por sus íntimos. En una velada en casa de doña Filomena Cortés, Montt habría pedido su pistola Colt para retirarse. Lo convencieron de no retirarse y de continuar la fiesta, y una vez acabado el vino, mezclaron aguardiente y azúcar con una taza de café con leche. Posteriormente la bebida se habría popularizado, siendo conocida como "Colt de Montt", y luego degenerado en "Cola de Mono".